¡El Rey es un ejemplo para el mundo!

Jackie Robinson

Por: Héctor “Chapis” Sánchez

¿Realmente en 1947 cuando Jackie Robinson salió al terreno de juego para jugar con los Dodgers de Brooklyn, se terminaron más de 50 años de segregación y se rompió la “barrera del color” en las Grandes Ligas?

Muy probablemente había otros jugadores en las ligas negras que tenían más talento que él, como Satchel Paige y Josh Gibson. Branch Rickey, el Gerente General de los Dodgers, sabía que el hombre que eligió tenía que ser especial, la presión que enfrentaría sería tremenda. Entonces eligió a Jack Roosevelt Robinson, de 28 años, de los Monarcas de Kansas City para ser ese hombre.

Stachel Paige

Rickey hizo que Jackie jurara que no reaccionaría a las críticas y al odio esperado. Era necesario entonces, un jugador que pudiera ganarse el odio con su profesionalismo y su talento, y no solo por su color de piel, ese hombre era Jackie Robinson. Sus propios compañeros de equipo amenazaron con no salir al campo, los rivales hicieron lo mismo. Cada ciudad en la que se presentaba llevaba el odio a nuevas alturas y límites, pero Jackie siguió jugando béisbol y jugando muy bien. Ganó el premio al Novato del Año en 1947, y pasó a tener una carrera en el Salón de la Fama. Fue el Jugador Más Valioso de la liga en 1949 y se retiró con un promedio de bateo de por vida de .311.

Lo que hizo Branch Rickey en 1947 con la incorporación de Jackie abrió la puerta a todos los grandes que siguieron: Satchel Paige, Willie Mays, Frank Robinson y Hank Aaron, por nombrar algunos.

Josh Gibson

¿Pero han mejorado los problemas raciales en las Grandes Ligas desde ese día? ¿Qué pasó con los que vinieron después de Jackie? ¿Se les mantuvo a un nivel diferente debido a su color de piel?

En 1961, cuando Roger Maris se abrió camino en los libros de récords al romper el récord de jonrones de una sola temporada de Babe Ruth de 60, fue acosado diariamente por los medios y los fanáticos por igual. No fue acosado por ser un hombre negro o porque era blanco, fue acosado porque estaba rompiendo el récord. Muchos no creían que Roger fuera un verdadero yanqui, pero, ¿y si hubiera sido Willie Mays rompiendo ese récord en 1961? No puedo imaginar el odio racial que Willie habría enfrentado si hubiera sido él y no Maris. Era muy posible para él haberlo hecho también. Tuvo temporadas de 51, 52, 49 jonrones. ¿Qué tipo de asterisco habría tenido su nombre?

Años después, Hank Aaron atacó el récord de jonrones de carrera de 714, establecido por Babe Ruth. Hank Aaron nunca conectó más de 47 jonrones en una sola temporada, pero en 1974, estaba al frente mientras realizaba su intento. Hank y su familia recibieron amenazas de muerte y correos de odio de aquellos que no querían ver a un hombre negro batir el récord de Babe. Los miembros de los medios que apoyaron a Aaron también fueron amenazados. El 8 de abril de 1974 conectó el jonrón número 715, rompiendo el récord. Hank llegó a batear 755 jonrones en su carrera.

En 1998, Mark McGwire y Sammy Sosa prendieron fuego al mundo del béisbol cuando ambos atacaron el récord de jonrones de una sola temporada establecido por Maris. McGwire (blanco) y Sosa (hispano negro) fueron súbitos superhéroes del béisbol. No se habló en los medios sobre el odio racial contra Sosa, aunque estoy seguro que pudo haber recibido algunas cartas. Sammy Sosa bateó 66 jonrones esa temporada, mientras que McGwire bateó 70.

Sammy no solo venció a Maris esa temporada, sino que también lo venció con 63 jonrones (1999) y 64 (2001). En 2001, Barry Bonds rompió el récord de temporada única establecido por Mark McGwire. Cuando Barry conectó el jonrón Nº 73, no estuvo casi amenazado en la medida en que Aaron lo estaba. Luego, en 2007, Barry Bonds rompió el récord de jonrones de carrera establecido por Hank Aaron. No fue castigado por ser un hombre negro estableciendo este récord. Hay quienes creen que no lo merecía, pero eso se debe a su participación en el tema de los esteroides en el béisbol, no en la raza. Sus compañeros de equipo no amenazaron con quedarse fuera, como lo hicieron con Jackie Robinson en 1947. Los jugadores de los equipos adversarios no amenazaron con no jugarlo debido a su raza. No recibió cobertura negativa de los medios debido a su raza. Desde que Jackie Robinson jugó en 1947, muchas cosas han cambiado en las Grandes Ligas de Béisbol. Frank Robinson se convirtió en el primer entrenador negro cuando lideró a los Indios de Cleveland en 1975. Aunque no puedo encontrar un número exacto, estoy seguro de que al menos la mitad de todos los jugadores profesionales en el béisbol son de una raza que no es blanca.

El béisbol no creó racismo, el racismo ha estado siempre y desde siempre, pero el béisbol siempre ha estado un paso adelante cuando se trata de eliminarlo de sus filas. Todos los atletas profesionales de hoy, necesitan observar el ejemplo de Jackie Robinson. No culpó al odio racial de nada, en cambio, hizo que la gente lo amara jugando al béisbol de la mejor manera que sabía.

Hoy, en las Grandes Ligas, los jugadores son idolatrados por su forma de jugar, no por su raza. Son abucheados por lo que hacen, no por el color de su piel. En Boston, David Ortiz fue un héroe, y en Nueva York, Derek Jeter también lo fue. Las Grandes Ligas hicieron en 1947 lo que un país no hizo hasta la década de 1970. Sé que hoy hay racismo no sólo en Estados Unidos, sino en todo el mundo, pero sin duda alguna, el mundo necesita seguir el ejemplo del béisbol.