¡Corea, casa de una legión azteca!

Por: Roberto G. Ortiz

El sonorense, Roberto Ramos, se convirtió en el séptimo jugador mexicano, en participar en la liga coreana de beisbol, después de haber sido prospecto de los Colorado Rockies en las Grandes Ligas.

Ramos llegó al equipo de LG Twins Baseball Club, con el que debutó con el pie derecho en la temporada 2020, conectando par de dobletes. No cabe duda, que el infield mexicano, pinta para grandes cosas en el beisbol de Corea, pero ¿Sabías que detrás de él hay toda una legión de mexicanos que ha jugado en dicha liga?

Son seis los mexicanos, que antes del joven hermosillense, pisaron los estadios de Corea:

Narciso Elvira, pitcher veracruzano, que lamentablemente hace unos meses fue asesinado junto con su hijo, en su natal Veracruz, encabeza la lista de mexicanos que jugaron en Corea. Llegó en el año 2002 a los Samsung Lions, equipo con el que logró ser campeón. Narciso, es el único mexicano que ha sido campeón en la liga coreana de beisbol, terminando con una roja de 11-3.

Tras su paso por el mejor beisbol del mundo, Karim García llegó, en el 2008 a los Lotte Giants , convirtiéndose en uno de los cañoneros más aclamados del beisbol coreano, en su debut, el zurdo conectó 30 cuadrangulares; despues pasó a formar parte de los Hanwha Eagles.

Aunque con una corta participación, el lanzador David “Chile” Cortés, también formó parte de los Lotte Giants, junto con Karim García, sin embargo, la estadía de Cortés fue tan corta, que solo tuvo un total de 13 apariciones.

Otro de los mexicanos que logró brillar en Las Mayores, fue el “Bronco” Jorge Cantú, teniendo sus mejores momentos con los Miami Marlins y los Texas Rangers, sin embargo, en el 2014, el infield mexicano haría lo propio en el beisbol asiático. Fue firmado por los Doosan Bears, equipo con el que conectó un total de 18 cuadrangulares y a pesar de que sólo estuvo por una temporada, Cantú logró convertirse en uno de los jugadores consentido de los Osos.

El lanzador, Edgar González, fue otro pelotero que intentó brillar en Corea, con los LG Twins, sin embargo, sus números cuentan lo contrario, ya que de nueve aperturas, tuvo seis derrotas, por lo que no duró mucho tiempo en la KBO.

Arnold León probó suerte en el 2016, como abridor de los Samsung Lions, siendo el último jugador, antes de Roberto Ramos, en jugar para la liga coreana, sin embargo, su participación también fue corta.

No cabe duda que cada día hay más mexicanos que buscan sobresalir en un muy difícil beisbol asiático, siendo el beisbol Coreano una gran oportunidad para ellos.

Ahora, Roberto Ramos comienza a escribir una historia en la KBO, historia que auguro, tendrá algo increíble que contar, pues la categoría y el poder en las muñecas de Ramos, hará, que como sus antecesores, el nombre de México quede muy en alto.