¿CÓMO SE DETERMINAN LOS SUELDOS EN LAS LIGAS MAYORES?

En las Grandes Ligas, el salario de un jugador es decidido por los equipos durante los 3 primeros años de sus carreras. El salario mínimo para el 2019 será de $555 mil dólares.

Por Daniel Gru Carbajal.

Para entender como se determinan los salarios en la MLB, es necesario saber como empieza a cobrar un pelotero que es contratado por un equipo de la gran carpa y lo que sucede después de cumplir con sus primeros 3 años de servicio, a ese proceso se le denomina: “Arbitraje salarial”.

Cada año, meses antes de iniciar la temporada un grupo de jugadores y equipos utilizan el arbitraje salarial para establecer cuál será el salario del jugador durante ese año. Es un proceso complicado y complejo pero aquí en De pelota en pelotas trataremos de explicártelo.

Cuando un jugador llega al máximo show del beisbol, el equipo decide el salario de este durante sus 3 primeros años de servicio. Después del sexto año de servicio, el jugador, puede declararse “agente libre” y firmar con el mejor postor. Un año de servicio está conformado por 172 días dentro del roster de un equipo y la temporada tiene una duración de 187, también se contabiliza el tiempo en lista de lesionados o de suspendidos.

¿Cuándo nace el arbitraje salarial en MLB?

Para no meternos en muchísimos datos históricos, solo tienes que saber que por más de 70 años los equipos de las Ligas Mayores tuvieron el control total sobre los salarios de los jugadores y la mecánica era muy simple para el jugador: firmar o no firmar. En algunos casos especiales podía existir alguna negociación pero al final del día no existía una tercera persona para poder mediarla. Y en algunos casos más VIP, el comisionado intervenía para dar una resolución definitiva.

En 1973, el Sindicato de Jugadores de Grandes Ligas agrega al contrato del jugador el “arbitraje salarial” en donde la propuesta de salario de ambas partes se le daba a una tercera persona o “arbitro” para llegar a un acuerdo sin que existieran molestias entre ellos. Este anexo al contrato fue apoyado por el comisionado de la MLB y así pudiera seguir siendo amigo de todos y no dar parte en un tema tan controversial como es el dinero.

¿Quienes pueden usar el arbitraje salarial?

Para poder entender esta parte, tendremos que dividir a los jugadores en 2 grupos:

1) Agentes libres:

Para ser un agente libre hay que recordar que es necesario tener más de 6 años de servicio en la MLB. Ellos tienen la libertad de negociar su contrato por el tiempo que quieran y normalmente basado en el sueldo que han ido sumando durante su carrera. Bajo esta explicación, no tendría por que haber problema alguno, a menos que, en el contrato del agente libre esté establecido el uso del arbitraje salarial. Algunos ejemplos de agentes libres que lo utilizaron son Greg Maddux y Roger Clemens.

2) Jugadores que tienen entre 3 y 6 años de servicio:

El salario de los jugadores que tienen entre 0 y 3 años de servicio es determinado directamente por el equipo al que pertenece y no tiene derecho de ir al arbitraje salarial. Los jugadores entre 3 y 6 años de servicio tienen la opción de hacerlo si es que no llegan a un acuerdo con su equipo.

En este grupo hay un excepción: Los “Super dos”. Para no confundir como se conforma este selecto grupo, solo diremos que son los mejores jugadores de cada posición con 2 años de servicio y 86 días en el año anterior a la realización del arbitraje.

Proceso del arbitraje salarial.

Antes de asistir a una audiencia, el representante o agente del jugador tiene que preparar una serie de documentos basados en estadísticas, logros del jugador, reportes médicos y otras cosas más que demuestren el valor que el jugador desea como salario para ese año. Al mismo tiempo, el equipo tiene que preparar los mismos documentos.

Una vez que las propuestas y documentos están listos, ambas partes las intercambian para analizarlas y ver si es posible llegar a un acuerdo antes de la audiencia. De no ser así, durante la audiencia hay 3 árbitros que escucharán durante 1 hora a cada una de las partes y media hora adicional para resolver dudas o hacer aclaraciones y  así poder determinar quién de ellos tiene la razón. Los árbitros tienen 24 horas terminada la audiencia para dar una resolución definitiva y esta se convertirá en el salario del jugador para esa temporada.

Los árbitros deben de tomar en cuenta los documentos presentados, además de todos los datos sabermétricos y hacer comparaciones de salarios con jugadores con el mismo número de años de servicio. Es un calculo muy complejo y siempre procuran ser lo más exactos posibles por lo que presentar propuestas muy elevadas o muy bajas podría significar la victoria de la otra parte.

El otro aspecto clave es la manera como el árbitro llega a su sentencia. Su función es escoger entre una de las dos propuestas, no puede inventar un número, entonces el primer paso es calcular el punto medio. Por ejemplo, el jugador quiere 3 millones de dólares y el equipo ofrece 2 millones de dólares. Se dividen ambas cifras y tenemos 2.5 millones. Luego de realizar su propio análisis estadístico y las comparaciones salariales, el árbitro establece su salario ideal. Si ese número es superior por, al menos, un centavo de los 2.5 millones entonces debe dar la razón al jugador. Si, por el contrario, su determinación es al menos un centavo inferior a los 2.5 millones entonces el ganador será el equipo.

– Arturo Marcano-

¿Qué tan bueno o malo es utilizar el arbitraje salarial?

Es una realidad que la mayoría de los jugadores no utilizan este recurso de negociación, ya que en más de 40 años solo se tienen registrados 523 casos.

Del lado de los equipos, tampoco es deseable realizar este proceso, ya que la nomina final no es posible determinarla hasta que termine el proceso además de las molestias que pudieran ocurrir por la determinación de los árbitros.

Del lado del jugador, el costo de la preparación de la audiencia es muy costoso ya que hay que contratar a más de 10 personas para preparar todos los documentos y el costo por esto es de aproximadamente 150 mil dólares.

El camino alterno.

Derivado de estos “inconvenientes”, ambas partes han explorado otro camino que les evite el arbitraje salarial que es: Comprar/Vender los años de arbitraje y un poco más.

Esto consiste en ofrecer un contrato que cubre los años de servicio con derecho a arbitraje y algunos de agencia libre para asegurar los servicios del jugador por un poco más de tiempo.  Al jugador también le conviene ya que le da seguridad económica y de trabajo.

¿Y quién ha ganado: equipos o jugadores?

Los equipos han ganado 301 casos o el 57.66% y los jugadores han ganado en 221 casos o 42.34%. ¿La razón? Sólo los árbitros la saben, pero algunas teorías pudieran ser que los agentes siempre quieren un poco más de dinero a diferencia de los equipos que se han tomado mas en serio el análisis estadístico del beisbol en años recientes.

Con información de Enrique Rojas y Arturo Marcano